lunes, 24 de octubre de 2011

Caso de Discriminación por género: COCA COLA FEMSA

Autor: Flavio Dominguez
código: u812254@upc.edu.pe




La empresa



Coca-Cola, SA de CV es ahora el segundo más grande embotellador de Coca-Cola en el mundo, lo que representa casi el 10% de Coca-Cola 's ventas globales.
Coca-Cola FEMSA, SA de CV produce Coca-Cola, Sprite, Fanta, Lift y otros productos de marcas de The Coca-Cola Company en México (una parte importante del centro de México, incluyendo la Ciudad de México y el sureste de México), Guatemala (la ciudad de Guatemala y sus alrededores), Nicaragua (en todo el país), Costa Rica (país), Panamá (todo el país), Colombia (la mayoría del país), Venezuela (el país), Brasil (mayor São Paulo, Campiñas, Santos el estado de Mato Grosso do Sul y parte del estado de Goias) y Argentina (capital federal de Buenos Aires y sus alrededores), además de agua embotellada, cerveza y otras bebidas en algunos de estos territorios.
 
Fuente: http://www.coca-colafemsa.com

Descripción del caso:


El caso consiste en la empresa importante COCA COLA FEMSA, SA (la gran productora de Coca Cola) decidió retirar de su directorio a Roberto Mendoza Ralph debido al descubrimiento de se preferencia sexual obligándolo a renunciar con diversas actividades a renunciar (bajar el sueldo, cambiarle su rango dentro de la empresa sin razón, etc). Incluso, muestras vivas de discriminación por sus pares en la empresa. El Director de Recursos Humanos, Ing. Eulalio Cerda Delgadillo dijo: “… mientras yo sea responsable de recursos humanos en Coca Cola FEMSA, no tendré un PUTO como Director en ella”. Este caso sucedió en México y muestra totalmente un caso de discriminación por género.
El 2 de mayo del 2005, Roberto Mendoza presentó una denuncia ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) por presunta discriminación por parte de COCA-COLA FEMSA debido a su preferencia sexual que lo obligó a renunciar el 12 de Octubre del 2004.

Antecedentes:

Después de un proceso de selección arduo en Marzo de 1998, Roberto Mendoza fue contratado como GERENTE CORPORATIVO DE EMPACOTECNIA. Dos años después le ofrecieron el puesto de Gerente general de Abastecimientos en México. Durante este tiempo modernizó el departamento, incrementó su ámbito de acción y responsabilidad lo cual le hubiera permitido elevar su posición a nivel Directivo. Sin razón por parte de la empresa, aparentemente se nombró a alguien más sin importar las evaluaciones que tuvo Roberto Mendoza con resultados muy superiores al promedio.

En enero del 2003, después que se anunció la compra de PANAMCO por COCA COLA FEMSA, Roberto Mendoza formó parte del equipo de diagnóstico y toma de control. Cuando llegó Julio, le solicitaron a Roberto Mendoza  que fuera el responsable de Abastecimiento para la División de Latincentro, basado en José de Costa Rica.

Como era normal para ellos, la pareja de Roberto que tenía junto a él cinco años lo acompaño en el viaje: “…decidimos no ocultar nuestra relación y lo presenté a mis compañeros de trabajo”. Cuando llegó al puesto, se le informó que sería sólo Gerente de Abastecimientos, mientras que sus contrapartes en México ya ostentaban el título de Director. Después de obtener para la empresa ahorros por más de 13 millones de dólares y felicitado por su trabajo adelantado, le pidieron que regresara a las oficinas corporativas del DF y de manera informal le ofrecieron el puesto de Director de Desarrollo Tecnológico.

De regreso en México, el 1 de Septiembre del 2004 le indicaron que el único puesto disponible para él era el de Gerente de Empacotecnia. Esto le resultaba a Roberto un retroceso de seis años y medio de carrera y dado que no le daban otra opción, aceptó. Roberto aceptó el puesto solo después que le se dijo que no le dieron el puesto de Director de Desarrollo Tecnológico porque era homosexual. El director de Recursos Humanos, Ing. Eulalio Cerca Delgadillo le dijo: “…mientras yo sea responsable de recursos humanos en Coca Cola FEMSA, no tendré un PUTO como Director en ella”. Al ver que todas estas maniobras para que renuncie no lo hacían tomar esa desición, optaron por avisarle que su sueldo sería reducido en un 35%. Si se redujera su sueldo, su nuevo sueldo resultaría menor a su sueldo de contratación de hace seis años atrás. En ese mismo tiempo, Roberto fue hostigado en el ámbito profesional, siempre cuestionaban sus acciones y decisiones. Finalmente, el 12 de octubre del mismo año fue despedido sin razón, luego del suceso,  se procedió  a realizar la denuncia correspondiente.

Afectados:

Roberto Mendoza Ralph y su pareja

Proceso Civil:

Se inició el día 10 de mayo de 2005 juicio ordinario civil promovido por ROBERTO MENDOZA RALPH en contra de EULALIO CERDA DELGADILLO, COCA COLA FEMSA S.A. DE C.V. Y OTROS el cual fue radicado ante el Juzgado TRIGESIMO DE LO CIVIL bajo el expediente número 385/05 Secretaría A. La demanda contiene la prestación de la reparación que determine el juez, del daño moral sufrido por el ingeniero ROBERTO MENDOZA RALPH virtud a las conductas de discriminación de las que fue objeto por parte de sus empleadores COCA COLA FEMSA S.A. DE C.V. y sus filiales y operadoras así como por parte del director de Recursos Humanos de las mismas y demás directivos cercanos a éste. Se reclamaron también los daños y perjuicios sufridos por el ingeniero Mendoza por el despido injustificado y discriminatorio así como los gastos y costas del juicio.

Proceso Penal:

El 7 de octubre de 2005 Mendoza Ralph también presentó una denuncia penal, ante la Subprocuraduría de Averiguaciones Previas Centrales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, con base en el artículo 206 del Código Penal de la capital mexicana, que penaliza la discriminación por causas de orientación sexual. Dicho delito se persigue por querella y tiene un año de prescripción si la víctima tiene conocimiento de los hechos. El abogado que inicio llevando el caso fue el Lic. Julio Hernández Barros del despacho HERNANDEZ PLIEGO fundado por el Lic. Julio Hernández Pliego papá del Lic. Hernández Barros. Al caso se le asignó el número de AVERIGUACIÓN PREVIA FACI/50T3/1001/05-10 en la Agencia Cedntral de Investigaciones número 50 del ministerio público, que dirige el fiscal Lic. Roberto Aguas Becerra.

Consecuencias dentro y fuera de la corporación:

Dentro de la corporación se optó por no hacer referencia al tema y por fuera muchos políticos se sumaron a la cruzada e hicieron manifestaciones en contra de esta empresa que afectó viola el artículo 1º de la Constitución de México. Por otro lado, el gobierno por parte de Carlos Abascal (Secretario de Gobernación) también le brindó su apoyo: “Es necesario ir más a fondo, ofrezco entrevistarme con el ingeniero Roberto Mendoza Ralph para apoyarlo legalmente, habrá que llevar este asunto al Congreso” ”, puntualizó el diputado perredista quien subrayó que se debe terminar con las agresiones que sufren los homosexuales. Por otro lado,  el vicecoordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Germán Martínez Cázares, dijo que es “es muy condenable” que la empresa Coca-Cola FAMSA haya despedido a Mendoza Ralph presuntamente por ser homosexual “pues atenta contra los derechos más elementales de la persona”.

Por otro lado, se hicieron manifestaciones en la ciudad en contra de Coca Cola. A continuación, se mostrarán algunas noticias y artículos referidos al caso:


En protesta, políticos y ex empleado gay clausuran oficinas de Coca-Cola Femsa en México
Fuente: cocadiscrimina.com
27 Septiembre 2006
• Diputado federal gay apoya al demandante, en acto simbólico
• También estuvo el líder local del nuevo partido liberal Alternativa
• Comité organizador de la Marcha del Orgullo LGBT apoya al demandante
Robles Maloof, presidente local de Alternativa, partido que obtuvo su registro tras las elecciones presidenciales de julio pasado [2006] (…).  En un comunicado, ese partido pide a la empresa que reconozca haber discriminado a Mendoza Ralph.


“Alternativa considera que Coca-Cola FEMSA se encuentra frente a una valiosa oportunidad coyuntural, a través de la cual podría reivindicarse ante la población gay mexicana y la sociedad en general como una empresa incluyente y respetuosa de las garantías individuales consagradas en nuestra Carta Magna y demás leyes que nos rigen”, expresa el documento.

El comité organizador de la Marcha del Orgullo LGBT de la ciudad de México también emitió un comunicado, que fue difundido a nivel local e internacional, en el que otorga su apoyo solidario a la lucha legal de Mendoza Ralph contra Coca-Cola FEMSA.

“La discriminación nos perjudica a todos los sectores de la población, incluyendo a las empresas. Esperamos que los altos directivos de Coca-Cola FEMSA lo entiendan de una buena vez, y que el alto círculo ejecutivo de The Coca-Cola Company, ubicado en los Estados Unidos, sepan que están cometiendo un grave error social en México. El compañero Mendoza Ralph cuenta con todo nuestro apoyo solidario”, afirma la organización en dicho mensaje.

Homofobia en el ámbito laboral
Fuente: Notiese.org    Por periodista Rocío Sánchez
28 Agosto del 2005

El caso de Roberto es uno más de los que se reflejaron en la Primera Encuesta Nacional sobre Discriminación, realizada por la Secretaría de Desarrollo Social y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, que asienta que 40 por ciento de las personas homosexuales ha sido discriminada en su trabajo, mientras que 75 por ciento gana un salario menor por un trabajo similar al que desempeña una persona no homosexual.

“Uno de mis compañeros ya me había dicho que él entendía perfectamente por qué me estaban despidiendo, y me contó que escuchó en el elevador a Eulalio Cerda director corporativo de recursos humanos- comentar con uno de sus asistentes que no me darían el puesto debido a mis “gustos homosexuales”, y que me la harían pesada hasta que me fuera de la compañía para que no les costara”. Pero fue otra compañera, esta vez de la propia área de recursos humanos, quien le confirmó que “hubo una reunión donde estaba Eulalio Cerda en la que al final estuvo manoteando en la mesa, diciendo que mientras él fuera director de recursos humanos no iba a permitir que un puto fuera director en la empresa”.

Luego de su renuncia, forzada por las constantes presiones, más personas, ex empleadas de la empresa, le hicieron comentarios sobre conversaciones informales que habían escuchado entre el responsable de recursos humanos y su mismo asistente, refiriéndose a Roberto como “el putito”, o afirmando que “aunque nos costó más dinero de lo que queríamos, ya no tenemos a un puto en la compañía”.

Al verse desempleado, con casi 40 años de edad y una amplia experiencia, Roberto llamó a un asesor externo de la transnacional para que le facilitara contactos con los headhunters o cazadores de cerebros cuya labor es ofrecer a las empresas el trabajo de personas de alto rendimiento-. A esto, la respuesta fue: “Te va a ser muy difícil, ya viste como logró Eulalio Cerda sacarte de Coca-Cola FEMSA por tu preferencia sexual”.

La Ley Federal del Trabajo, en sus artículos 3 y 133, sólo prohíbe al empleador establecer distinciones entre los trabajadores o negarse a aceptar a alguno de ellos por motivos de “raza, sexo, edad, credo religioso, doctrina política o condición social”. La fracción del Partido Verde Ecologista en la Cámara de Diputados presentó, en octubre pasado, una iniciativa de reforma a esta Ley para que se prohíba también la exclusión por motivos de orientación sexual. Hasta ahora, la iniciativa no ha sido discutida.

Código de Ética
Fuente: Notiese.org    Por periodista Rocío Sánchez
28 Agosto del 2005
Coca-Cola FEMSA se rige por los Códigos de Ética de The Coca-Cola Company, con sede en Atlanta, Estados Unidos. Tal código se basa, según la propia compañía, en los principios de respeto e inclusión de la diversidad, por lo que la empresa se define como “un empleador local, con la responsabilidad de permitir a nuestra gente que desarrolle todo su potencial; trabajando en mayor creatividad y representando la diversidad del mundo al que servimos”.


La necesidad de Roberto Mendoza de comunicar su orientación sexual a sus superiores en Coca-Cola FEMSA parte indirectamente del mismo Cogido de Ética, que estipula que sus empleados deben tener cuidado con sus relaciones personales, pues éstas “no deben estar en conflicto (o parecer estar en conflicto) con los intereses de la empresa. Tenga en cuenta que el Código no puede prever específicamente cada posible conflicto (...). Cuando surjan dudas, busque consejo”.

Y aunque Mendoza Ralph se apegó al el Código de Ética al comunicar su relación sentimental (con la que lleva cinco años), quien no lo hizo fue Eulalio Cerda, responsable de recursos humanos, quien pasó por alto el artículo IV afirma que “nadie será discriminado por razones de sexo, estado civil, edad, religión, raza, capacidad física, preferencia o clase social”. De igual forma, el artículo VII establece que una de las violaciones al Código es “discriminar, intimidar u hostigar a otra persona por causa de raza, color, sexo, edad, origen, creencias, preferencia sexual o capacidad física”.

Los lineamientos que rigen al personal de Coca-Cola estipulan que cualquier empleado puede y debe denunciar cualquier violación al código. En caso de que haya duda de si existió una infracción, “las áreas de recursos humanos y de auditoría interna (...) procederán a validar y evaluar la evidencia disponible”. Es decir, una de las personas a quienes Roberto Mendoza debía haber reportado la discriminación de la que fue objeto era precisamente quien lo discriminó. Por haber violado el Código de Ética, las sanciones para Eulalio Cerda “podrán ir desde el despido hasta la denuncia penal ante las autoridades competentes”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada